Los estudiantes de 1° año escribieron sus propios cuentos, los lectores podrán tener feedback con los autores a través de la página del colegio. Estos son de diversos géneros y apuntan a la construcción de la subjetividad tanto del autor como de sus lectores.

Amigos Inseparables, por Matías Coquet

En un bosque no muy lejano de aquí, viven dos valientes perros, dorados como oro y con sus mantos negros azabache en su lomo. Estos perros son amigos inseparables sus nombres son Sparky y Rayo, ya llevan tres años de aventuras, desde que nacieron, aprendiendo y explorando juntos el bosque y la playa, para su dueño Matías son muy especiales y fieles.


Un día, Sparky despertó y Rayo no estaba a su lado, lo busco por todas partes, ya le faltaba el aire y no había rastros de su amigo. Después de olfatear medio bosque encontró un agujero en el cerco, por ahí se había marchado Rayo.
-¿Y ahora qué hago?-, pensaba Sparky, -¿Y si mi dueño Matias se da cuenta que no está?, ¿Y si le paso algo? no sé si ir a buscarlo ¿y si está perdido?, ¿y si me pierdo yo? -Tomo valor y salió por el agujero en busca de su amigo.
Olfateando y olfateando, poco rastro encontraba, la llovizna de la mañana borró sus huellas, su instinto lo llevo al sureste y se encontró con unos caballos que estaban comiendo pasto, Sparky les pregunto si vieron a su amigo, estos le respondieron que hoy antes que salga el sol, vieron pasar a un perro corriendo como un Rayo. -¿Hacía que dirección iba?- Pregunto Sparky, -hacia los primeros rayos del sol- contestaron los amables caballos. Sparky enseguida se dio cuenta que era hacia el este, el sol asoma desde la playa.
Corrió tres cuadras, llego a la calle principal por donde pasa el colectivo local, donde recordó, que Matías les había enseñado que siempre antes de cruzar tenían que mirar hacia los dos lados y si no venía ningún vehículo podían cruzar. Pero al pararse allí un hombre se le acercó y quiso atraparlo con su lazo, por suerte Sparky lo vio a tiempo y pudo esquivarlo, miro rápidamente hacia ambos lados y cruzó. Ya la playa no estaba tan lejos. Apenas unos doscientos metros. Corrió, corrió y subió el alto médano de ingreso, ya asustado y desconfiado llego a la cima, que hermosa inmensidad que tiene la playa, lástima que no estaba con Matías y Rayo, así sí que era divertida. Nadie quería atraparlo cuando Matías estaba a su lado. – Espero encontrar a Rayo lo antes posible y volver juntos a casa- pensaba todo el tiempo.
Se acercó a la orilla, miro hacia el sur y hacia norte, y hasta el momento ni rastros de Rayo. Las olas iban y venían -que ganas de jugar con ellas, pero si me distraigo, por ahí me pierdo o por ahí Rayo este en problemas-
Y en su desesperación su instinto de lobo apareció, empezó a aullar fuerte llamando a su amigo. Y en eso Rayo respondió también fuertemente. Que alegría al escucharlo, rápidamente Sparky fue en busca de su aullido, Rayo estaba atrapado en un balneario, la puerta abría por fuera y no por dentro, por eso Rayo no podía salir. Sparky abrió la puerta sosteniéndola con su pata, libero a Rayo y juntos volvieron a casa, sin perder un segundo.

Kiko y el delfín, por Sol Oriana Pacheco Lotfi

Había una vez un pez llamado Kiko, él era chiquito y torpe, por eso los demás lo burlaban y lo criticaban todo el tiempo. Claramente, Kiko se sentía mal por todas las burlas y críticas que le hacían, al punto de llegar a creer que merecía que lo trataran así.
Así era la vida de Kiko, hasta que un día conoció a un grande y lindo delfín. Kiko pensó que nunca podría llegar a ser como él o nadar como lo hacía el, porque Kiko era torpe y tenía aletas muy chiquitas.


Pero eso no impidió a que Kiko se animara a hablar con el delfín. Su admiración era tan grande que quiso conocerlo, y con el tiempo, pasaron a ser muy buenos amigos, tanto que se volvieron inseparables.
A pesar del cariño que se tenían, Kiko no se sentía seguro de demostrarle a su amigo las ganas que tenía de aprender a nadar como él. Con los días, no aguantó más y finalmente le dijo: “¡Delfín, yo quiero nadar como vos!”. El delfín lo miro fijo y le dijo:”Si tanto queres nadar como yo, te voy a enseñar, pero tenes que poner mucho esfuerzo de tu parte!“. Así fue que Kiko se esforzó y practicó tanto, pero tanto, que un día logró nadar como su amigo.
Por el gran logro de Kiko, todos estaban muy felices y le hicieron una fiesta. Hasta, los peces que se reían de él concurrieron, y al verlo mejor y seguro de sí mismo, se arrepintieron de haberlo tratado mal. Por eso, le pidieron disculpas por las burlas, pero Kiko los perdonó con una condición: “que no burlen a ningún otro pez”.
Al final, después de todo, terminaron siendo sus amigos pero no tanto como el delfín.

Quiero ser escritora, por Victoria Tejedor

¡Hola! Me llamo Ámbar Martínez y hoy les voy a contar como me convertí en escritora, en este blog siempre subí diferentes cuentos, pero nunca uno de mi historia así que aquí va. Cuando termine el secundario era hora que pensara que carrera iba a estudiar, mis padres me decían que sea actriz o empresaria, pero yo no estaba interesada en ninguna de esas, mejor dicho, en ninguna carrera, pero algo que amaba era escribir, siempre hacia mini cuentos y los publicaba en un blog. Un día les comenté a mis padres sobre ser Escritora ellos no estaban muy de acuerdo pensaban que no tenía potencial y que no iba a tener futuro, así que decidí mostrarles lo contrario, pasaba horas y horas escribiendo y publicando, para poder mejorar.

Hasta que un día veo que me respondió una persona ¡era mi escritor favorito! Me dijo que debería participar en concursos así que eso hice, días después recibo un correo diciendo que ¡gane! Yo estaba muy feliz se lo comenté a mis padres y quedaron en shock, luego de leer mis cuentos se dieron cuenta que realmente tenia potencial y eso los hizo muy feliz. Así fue como hasta el día de hoy sigo escribiendo y publicando ya saque 5 libros y estoy muy feliz. Recuerden si quieren algo lo pueden hacer realidad, todo lleva su tiempo, pero algún día lo tendrán y no importa si alguien no está orgulloso de ti, lo importante es que tú lo estés.

Escrito por Catalina Canchelara

Estábamos en mi casa con mi familia, era un viernes 13 de julio, afuera la lluvia, el viento y la oscuridad daban un clima perfecto para una buena película de terror. Le toco elegir a papá, eligió una nueva de Netflix, Cementerio zombi. La película fue bastante buena pero lo mejor fueron los pochoclos dulces con los que la acompañamos. Termino la peli y a eso de las doce yo ya estaba acostada en mi cama leyendo un libro. Con los truenos y relámpagos ya me imaginaba a mi hermano diciéndome que lo acompañe a la cama de mis papas porque le daba miedo la tormenta. De repente empecé a escuchar ruidos en mi armario entonces me acerqué, adentro había un zombi lo más tranquilo comiendo un cerebro de rata que encontró por ahí, quise gritar pero lo primero que me salió fue salir corriendo al cuarto de mi hermano, cuando llegue mi hermano estaba profundamente dormido, cuando me voy a acercar a ver si el estaba bien, una mano verde sale desde debajo de la cama y me empieza a tirar del pie, logre escaparme e ir a la planta baja. Cuando llego a la habitación de mis papas ellos estaban siendo comidos por dos zombis verdes y asquerosos, inmediatamente salí del cuarto y empecé a gritar por un momento pensé que me iba a desmayar del susto. De repente abro los ojos y estaba mi papá tratando de despertarme de esta pesadilla, me dijo que se despertaron por mis gritos y a mí lo primero que se me ocurrió decirle es “la próxima película la elijo yo”.

Escrito por Renata Dominguez

Una vez un grupo de amigas se perdieron en un bosque, donde se enfrentaron con un tigre con cabeza de ciervo y cola de serpiente.
Nicky, Paulina, May y Abril en el oscuro bosque en el que habita un ser horripilante.

Mientras caminaban, las hojas de los árboles crujían y las chicas temblaban cada vez que escuchaban el ruido de un rasguño contra un tronco. Cuando creían estar cerca de la salida, un tigre con cabeza de ciervo y cola de serpiente se interpuso en su camino de un salto, haciendo volar barro, manchando a Nicky, Paulina, May y abril y acto seguido, ellas echaron a correr. Pero eso duró poco. El ser que habían visto las había alcanzado. El tigre con cabeza de ciervo y cola de serpiente tenía hambre. Las chicas le dieron un pedazo de carne y el animal les agradeció, las llevó hasta la salida y se despidió. El grupo de chicas regresó a casa sanas y salvas. Cansadas, se fueron a dormir.

Las mentes pequeñas pueden hacer cosas grandes, por Caterina Dimeo

En un pueblo pequeño de Madrid vivía una joven niña llamada Clarisa.
Ella vivía con sus abuelos en una gran casa al lado de una biblioteca. Clarisa no era una niña muy sociable, así que ella solo tenía dos amigas, su perrita “Luna” y su mejor amiga, Mónica; y como ella no tenía muchos amigos y Mónica vivía muy lejos, pasaba la mayor parte de su tiempo en la biblioteca.

A Clarisa le gustaban mucho las Cs. Naturales así que era lo único que leía con tanto entusiasmó, y gracias a ellos había podido cuidar y curar a Luna cuando estaba enferma, se sabía cuidar ella misma cuando tenia algún mal estar y se había hecho su propia huerta en el jardín de su casa.
Un día se dio cuenta de que ya se había leído todos los libros para niños de Cs. Naturales, así que decidió ir a ver la sección para más grandes. Estando allí un libro la cautivó, era un libro de terciopelo azul con bordes dorados y en el centro tenia escrito con blanco “La vida en la Tierra”; en el momento en el que empezó a leerlo le encantó, todos los días iba a leerlo, pero cuando llegó al capítulo 4 algo la dejó medio confundida, ya que el titulo del capítulo 4 decía “La destrucción de la Atmósfera Terrestre”. Cuando termino el capitulo 4 cerró el libro, lo dejó en el estante. Salió y vio a su alrededor todas las cosas que destruían a la Atmósfera, como el humo de los autos, la quema de basura, la extracción de Petróleo, etc.
Al ver todo esto salió corriendo a la plaza de su pueblo, agarró un megáfono y con mucho valor se paró en la fuente y pidió la atención de todos y empezó a pedirles por favor, a las personas que tuvieran conciencia de sus actos en cuanto a la contaminación y destrucción de su propio planeta, porque si no ellos iban a ser los causantes de su propia destrucción.
Desde ese momento las personas empezaron a ser más limpias y cuidadosas con lo que desechaban. Así podemos hacer un mundo mejor y más limpio, y vos también podes ayudar. .FIN.

La revolución por la paz, por Francina Moroni

Era 2035,ya habían pasado 4 años del bombardeo que había causado Mercedes, la jefa de ministros, para que Pedro y Recio no vuelvan al 2013,su tiempo.Cuando los atraparon,les borraron la memoria y los metieron adentro del muro que habían construido para que no se crucen con gente que les podía hacer recordar;pero a lo largo de los años, siete se habían acordado de todo y venían buscando alguna manera de escaparse,pero nada.Hasta que un día aparecieron dos ángeles, Emilia y Mariano, que les revelaron que ellos no eran los únicos a los que les habían borrado la memoria,si no que a Mercedes cuando era una niña también se la habían borrado un tal Pablo,que era el jefe de todos,el rey del mal;entonces en ese momento empezaron a idear un plan para hacer que Mercedes recuerde y los ayude a terminar con Pablo y poder tirar ese muro. Siguió todo igual hasta que un día a Pedro se le ocurrió buscar sobre el pasado real de Mercedes y encontró todas cosas que le gustaban de chiquita;unos minutos mas tarde,decidieron poner el plan en marcha.

Habían pasado varios días, pero Mercedes se resistía, no había forma de que recuerde;solo había una cosa que la haga recordar,pero no sabían que;hasta que un día,a Rocío se le ocurrió poner comedias musicales en todas las zonas que puedan para que ella las escuche y recuerde.Y así hicieron,hackearon los parlantes y televisores y pusieron distintas comedias musicales como La novicia rebelde,Grease,El fantasma de la opera, Mary Poppins, etc. A medida que Mercedes iba pasando por diferentes lugares ellos activaban cada parlante, hasta que de un momento para otro, ella recordó todo su pasado hasta el día que la secuestraron para lavarle el cerebro.
Iba todo perfecto, lo único que faltaba, y lo más difícil era tirar el muro,pero ellos sabían que lo iban a lograr,solo que iban a tardar aproximadamente un mes para que a los demás no les pegue muy fuerte todo, y así hicieron, estuvieron un mes preparando todo,pero no había más tiempo ni demasiada gente, pero no les importo; habían decidido mostrar primero los videos de unas cámaras que había del otro lado del muro para que la gente de adentro se de cuenta de la mentira que estaban viviendo,y lo lograron miles de personas se despertaron y en ese momento,se juntaron todos los despiertos y empezaron a romper el muro,nada ni nadie podía frenarlos.Y así fue,con el muro abajo,un montón de gente recordó todo su pasado; solo faltaba que Pablo se de cuenta de lo que había hecho, pero no había caso, pasaban semanas y nada, Pablo seguía igual. Lo único que cambiaba era que no había hecho nada malo.
Seguían pasando los días, pero Pedro y Rocío ya tenían que volver a su tiempo, y así hicieron; ellos volvieron y todo volvio a la normalidad, en el futuro y en el pasado.

En las profundidades del mar, por Juana Manzanares

Me encontraba en el supermercado donde siempre trabaje.

-Aurora, vayamos a mi casa a terminar el trabajo—me dijo mi mejor amigo Marco.

Yo asiento con la cabeza diciendo que si, al terminar el trabajo en la casa de Marco nos dimos cuenta que ya era de noche y había muy mal clima.

– ¿no quieres quedarte a dormir? —me pregunta Marco

-estaré bien, no te preocupes mi departamento está cerca—le dije despidiendo de mi amigo con la mano y subida a mi bicicleta.

Cerca del risco con vista al mar visualizo a una persona, así que me acerco apoyando el peso de mi cuerpo en la cerca de metal pensando que necesita ayuda, en un momento siento que el metal cruje, pero pienso que no es nada, un segundo después el metal se rompe y caigo al mar, siento con mucha fuerza el impulso del agua contra mi espalda y eso hace que pierda el conocimiento.

Cuando despierto me sorprendo porque estoy acostada en una gran roca bajo el mar, pudiendo respirar y en vez de piernas tengo una hermosa cola de sirena que tiene tonos azules que van cambiando hasta el blanco, en vez de mi ropa tengo dos caracolas gigantes de color violeta gastado cubriendo mi pecho. Un rato después de estar sentada en la roca pensando que hacer aparece un chico sirena con el pelo blanco y su cola de colores rojos como el otoño.

-hola despertaste, mi nombre es Luis—me dice el chico de nombre Luis.

-hola mi nombre es Aurora y ¿me podés decir porque estoy transformada en sirena? —le pregunte tímida.

-te contare lo que paso: cada luna llena salgo a observar la luna y cantar una canción de sirenas, pero había lluvia y mucho viento, iba a volver pero justo tú me viste así que me escondí y un rato después escucho algo que golpea al agua, tú estabas descendiendo y las sirenas tenemos prohibido tocar humanos, tarde un rato en reaccionar y ya habías llegado al suelo entonces te maldije  convirtiéndote en sirena para que puedas vivir, la verdad no recuerdo como romper el hechizo pero si el hechizo se rompiera cada luna llena te transformarías en sirena. 

– Guau increíble – afirme sorprendida

El resto del día Luis me mostro el lugar para que no me perdiera y me conto sobre tradiciones de sirenas. La verdad era un lugar hermoso había mucha variedad de animales y peces.

En la mañana me levanté y me fui nadando a la superficie para contemplar el hermoso día de sol, a esta hora Marco y yo vendríamos a la playa a pasarla bien seguramente, un rato después de contemplar la vista me escondí detrás de la roca porque ya estaba empezando a aparecer gente y en ese momento apareció un chico nadando se me hacía muy conocido ¡era Marco! Él se sentó delante mío sobre la roca en ese instante lo asusté y él se asustó sin gritar, yo me puse a reírme a carcajadas, pero cuando paré él me estaba mirando llorando y con cara de sorprendido.

– ¿qué pasa? —le pregunte limpiándole la lagrima

– ¿Dónde estabas? Desapareciste por un día completo, cuando no fuiste a la universidad me asusté porque no faltas ni un día y tampoco habías ido a trabajar y también te fui a buscar a tu casa y no estabas, te llamé y te mandé mensajes un montón de veces y hoy en camino a casa encontré tu bici con todas tus cosas y pensé que te a habían secuestrado- me retó Marco.

– eh tranquilo estoy bien, el único problema es que puede que me cueste bastante volver—le dije

– ¿Por qué? —me pregunta, y en ese instante se queda boquiabierto porque le mostré la cola de sirena.

– ¿cómo es que tienes una cola de sirena? -me dice gritando.

-Es una larga historia, pero resumiendo me caí del acantilado y un chico sirena me salvo convirtiéndome en sirena— le dije —espera aquí que traigo a alguien.

Yo me sumergí y Marco se quedó esperando en la roca hasta que traje a Luis.

-Luis ven, me encontré a Marco el chico del que te hablé-le dije a Luis desesperada.

Luis acepto dudoso y me acompaño hasta la superficie.

– ¿Esté es Luis? Que hermoso pelo que tiene—le dice Marco a Luis.

Después de un rato largo de charla Marco se tenía que ir, pero nos dijo “mañana volveré en un lugar muy rocoso en la playa donde nadie va al anochecer”

Al día siguiente nos estábamos preparando para ir a encontrarnos, pero vimos que había una red gigante con muchos delfines, yo me fui nadando para romperla.

-Buscare algo para cortar—grito Luis.

Yo trate de cortar la cuerda con las manos hasta que Luis llego y empezó a cortar varias cuerdas, cuando terminó empezaron a salir todos los delfines menos uno que se le había enredado la cola entre y empecé a desenredar hasta lograrlo, pero el delfín me golpea con la cola en la cara y me desmayo. Luis cuando se entera trata de ir por mí, pero subieron la red muy rápido y no pudo sacarme. Las personas del barco gritaban victoriosos “una sirena, esto va a ser historia”

Luis se va nadando muy rápido en dirección donde nos deberíamos encontrar con Marco, se encontró con él y le contó todo lo que pasó y le describió aquel barco.

Cuando Marco lo encontró se escabullo sin que nadie lo viera, se metió y me saco de un refrigerador y me llevo con Luis que esperaba en un costado del barco, me llevaron a un lugar rocoso y me acostaron sobre las piedras.

-despierta por favor-decían los chicos.

En un momento Marco me abrazo muy fuerte esperando que me despertara, cuando me soltó mi cuerpo se elevaba sacando destellos blancos y amarillos de mí, mi cola de sirena se transformó en dos piernas, toda la ropa que tenía ese día apareció y volví a la normalidad, despierta dije:

– ¿Qué paso?

-Una maravilla, volviste a la normalidad.

El diario íntimo de Jorge, por Emma Galera Coleman

Día 1: Hola, me llamo Jorge, tengo 1.209 años.  Dirán que es imposible que tenga esa edad, pero no es muy raro, soy un alíen. Cambiando de tema, a mí me gusta alguien, se llama Teresita pero no es alíen es una robot y nunca me hablo, pero yo me enamore igual y pensé en llevarla al Resto «Ojos« a cenar, el nombre es raro, pero la comida es riquísima.

Día 3: Ya estoy al frente de su casa y la voy a invitar, estoy por tocar la puerta pero… está con ¡mi hermano! ¿Qué? Como pudo hacer esto, él es más atractivo, pero justo se fue con la robot que me gustaba. ¡No se lo voy a perdonar!

Día 4: Hola, soy Jorge devuelta, me acabo de pelear con mi hermano y no sé qué decir. Me entere que mi hermano Tom es el mejor amigo de Teresita. Fue solo una confusión por eso ahora me tengo que disculpar con él.

Día: No llevo la cuenta: Hola diario, ya pasó más o menos un año de la confusión. Me amigue con mi hermano Tom y soy novio de Teresita, lo único malo es que ella come metales y yo no, pero seguro me acostumbro rápido. Otra cosa, descubrí que mi hermano Tom está celoso, al final si gustaba de Teresita!

El escape de Papillon, por Emmanuel Garavaglia

Erase una vez un comerciante de diamantes muy exitoso llamado Papillon alias “papi”, era un sujeto muy hábil en lo que hacía, sorpresivamente un día fue incriminado por el asesinato de otro comerciante, al cual papi desconocía.

Cuando el hecho se reconoció papi fue detenido por la fuerza policial del lugar y sin darle opción a su defensa fue enviado a cumplir su condena en una prisión de Francia de máxima seguridad ubicada en una isla totalmente aislada del mundo y sin contacto con la civilización. Papi era una persona muy astuta y muy audaz que supo como relacionarse con los demás detenidos, llegando a ser muy respetable entre ellos; allí conoce a otro recluso con quien encarna una amistad llamado Dega, un contador muy reconocido. Papi y Dega pasan sus años realizando tareas forzadas hasta que un día Papi con sus enormes ansias de libertad decide escapar, pero al ser traicionado por su contacto es puesto en una celda de aislamiento por 2 años y sin contacto con otros reclusos y en la oscuridad total obligado a quebrarse mentalmente y volverse loco, pero Papi mantuvo su cordura y equilibrio mental y pudo cumplir esos años; al volver al pabellón general hace una una alianza con Dega con quien ideo un nuevo plan de escape construyendo una balsa y adentrándose en la desolación del mar sin agua ni comida estando a la deriva total dejándose llevar únicamente por las corrientes marinas, por lo que luego de atravesar fuertes tormentas llegan a tierra firme y allí son recibidos por los indígenas de la región, al poco tiempo Papi Y Dega son denunciados y detenidos por la policía debiendo ser trasladados a un centro de detención aun peor que el que conocían en donde pasaron varios años mas hasta que Papi ideara un nuevo escape pero esta vez no pudo ser acompañado por su amigo Dega quien ya no tenía las fuerzas suficientes para soportar otro escape. En la noche Papi se despide de su amigo y compañero Dega y emprende su último escape adentrándose nuevamente en el océano, esa fue la última vez que Papi vio a su amigo logrando escapar con éxito. Papi luego de quince años de prisión logra reencontrarse con su esposa Mary-Beth con quien pasa el resto de su vida en un pueblito alejado de la sociedad, pero antes de su muerte escribe sus memorias su vida, sus experiencias pasadas en la prisión logrando publicar un libro el cual fue reconocido mundialmente generando conciencia en la sociedad del maltrato penitenciario de los detenidos en ese país, hoy en día se lo recuerda como un símbolo humanitario de las condiciones infrahumanas en las prisiones.

Las gemelas y mellizas al mismo tiempo, por Malena Borgia

Había una vez dos hermanas llamadas Mariana y candela. Al nacer el doctor dijo son mellizas, pero a medida que fueron creciendo muchísimas personas les decían que eran gemelas de lo parecía que eran. Todos empezaron a decir que eran gemelas y mellizas al mismo tiempo, pero ellas no les daban mucha importancia. Un día decidieron ir a un laboratorio a confirmar que todos estaban equivocados porque ellas estaban seguras de que eran mellizas. Cuando entraron estaban muy nerviosas, primero fue Mariana y después Candela, al hacerse el estudio de sangre había que esperar Tres días para saber Cuál había sido el resultado. Después de tres días y de mucho esperar finalmente tenían el resultado en sus manos. “Wow” Dijo candela, “¿Qué es ?dijo Mariana, los resultados decían que era en el primer caso de mellizas que parecen gemelas en el mundo, ellas estaban confundidas pero con el paso del tiempo les empezó a gustar y a parecerles algo original. A partir de ese momento son Candela y Mariana las Gemellizas.

Por Juana Vega Michini

Todos los días eran tan monótonos que ya no tenía ganas de seguir viviendo.

 -Ay, un día más- protestó Hermy; una chica de 13 años con cabello rubio casi blanco, pecas y ojos color turquesa profundo

– Entiendo que estés así por la muerte de papá y mamá, pero tenemos que seguir con nuestras vidas, además eso es lo que querrían, ¿o no?- dijo Ginny; su hermana mayor de 19 años; a diferencia de su hermana ella era pelirroja, pero tenía los mismos ojos turquesa profundos que mostraban que ellas habían sufrido más que cualquier persona de su edad. 

–Sí, supongo- contestó Hermy. 

–Bueno, hoy te toca ir a tirar la basura- dijo Ginny animada.

 –Mmmhh- gruñó Hermy todavía medio dormida.

Se vistió para vivir otro día más. Mientras salía a buscar la basura, su hermana que ya estaba vestida estaba preparando el desayuno. Sacó la basura, pero cuando salió afuera se dio cuenta que algo había cambiado, la calle estaba llena de personas con túnicas largas y palitos que parecían…

-¡VARITAS!- exclamó Hermy bastante sorprendida; varios magos se asustaron, otros echaron maldiciones, y unos poco se dieron cuenta que la persona que estaban buscando era una chica muy bella con el cabello rubio casi blanco, pecas y ojos turquesa…

-¡Ey Niña! ¿Eres hija de Fred Crooch y Cissy Shems?- preguntó un mago de unos 35 años, bastante pálido, con cabello muy oscuro casi negro y ojos pardo claros

– ¿cómo sabes quién soy?- dijo Hermy asustada. –además, mis papás están muertos desde hace 4 meses- dijo con un hilo de voz, tenía los ojos muy llorosos.

–lo sabemos, por eso vinimos a buscarte a ti y a tu hermana mayor, que si no me equivoco tiene 19 años y en junio cumple 20.

Hermy se asustó al escuchar que esos magos sabían tanto de ella y de su hermana.- ¿Por qué tardas tanto?- dijo Ginny a su hermana, abriendo la puerta.- se van a enfriar los huevos y el……- se quedó callada al ver a unos 30 magos enfrente de su puerta.- ¿vienen o no?- preguntó el mismo chico con pelo casi negro- ay, disculpen mis modales, me llamo James, James Albus Severus Wins.
Las dos hermanas intercambiaron miradas y aceptaron con la cabeza. – ¡perfecto! En cinco segundos armamos sus baúles- en ese momento aparecieron dos bolsitos bastante pequeños. Las hermanas se miraron desconcertadas, esperaban algo más grande. Al ver sus caras, James dijo rápidamente.- tranquilas, les hicimos un hechizo agrandador, les entra todo, y es cómodo de llevar- dijo guiñando un ojo.- denme las manos- dijo James, las hermanas agarraron los pequeños bolsitos y desaparecieron junto con las manos de James.
Aparecieron en una habitación completamente blanca e iluminada, el techo era de vidrio y entraba mucha luz.- bueno, les tenemos una misión- dijo de repente James.- según entiendo, Ginny ya encontró sus poderes, pero todavía Hermy no, ¿Verdad?- dijo James.
–Aja- dijeron las hermanas a la vez.
–su misión es encontrar los poderes de Hermy, si no los encuentran, básicamente unos monstruos bordó sangre te van a perseguir hasta sacarte el alma- dijo James, dirigiéndose hacia Hermy.
Ella asustada exclamó –¿¡PERO CÓMO HAGO PARA ENCONTRAR MIS PODERES?!- Hermy estaba temblando y Ginny estaba tan pálida que parecía que iba a desmayarse en ese momento.
James al ver sus caras dijo rápidamente.- tranquilas, yo voy a ayudarlas; te quieren perseguir porque ya eres bastante mayor para no haber encontrado tus poderes, normalmente, un niño/a encuentra los suyos a los 8 años, tu ya tienes 14 y no los encontraste;  y tienes poderes porque te registramos cuando desaparecimos, una persona sin poderes no habría podido desaparecer- dijo James. Vamos a atraer ya a esos monstruos llamados Domontinos, tomen estas varitas, van a perseguir a Hermy, pero tienes únicamente que decir “Fali Patrisho” y va a aparecer de la varita un animal que depende del mago; a mí, por ejemplo me aparece un cisne- explicó.- a ver inténtalo tu Ginny- dijo.
FALI PATRISHO, AGRITO  apuntando a una pared con su varita. Un tigre plateado apareció y se desvaneció al ver que no había ningún Domontino.

-WOWWW!!- exclamaron las hermanas impresionadas.
Sin previo aviso, James desapareció y de la nada apareció un Domontino; Hermy gritó “fali patrisho” unas siete veces pero nada apareció, al final cuando el monstruo estaba solo a unos centímetros de Hermy, Ginny gritó – FALI PATRISHO- y apareció un tigre plateado que hizo desaparecer  en cuestión de segundos.
Se querían quedar en ese lugar de por vida, era como su nueva casa para las hermanas, y así fue, e hicieron una pequeña mediante magia al lado de ese enorme lugar todo blanco (era el cuartel de todos los magos que protegían y cuidaban magos y magas menores de edad sin padres).
Pasaron semanas y Hermy no podía hacer desaparecer a ningún Domontino. Su hermana ya había cumplido años, pero no podía hacer aparecer nada de su varita, enojada se fue a su casa, pero al entrar vio a su hermana a unos centímetros de un Domontino, la varita de Ginny estaba lejos de su dueña por eso Hermy tuvo que intentar una vez más si no quería que ese monstruo le chupara el alma a su hermana mayor. – FELI  PATRISHO- grito Hermy; una hermosa yegua plateada apareció de su varita e hizo polvo al monstruo. Ginny fue hacia su hermana y le dio el abrazo más lindo que había sentido en su vida.
-Gracias Hermy- dijo Ginny.
-No fue nada- dijo Hermy todavía sorprendida por lo que había hecho. 

Las hermanas rieron y se volvieron a abrazar.

Por Germán Lozano

Un día un abuelo y sus nietos decidieron ir a pescar al lago que tan sólo estaba a una hora de su pueblo , en el camino iban escuchando música antigua que los chicos no le gustaba pero la aguantaban por su abuelo, también cada tanto bajaba en el volumen y el abuelo les contaba  historias de haber ido a pescar ahí con su familia y de haber sacado peces enormes, los chicos le decían “sí sí abuelo” sin darle mucha importancia. Cuando llegaron alquilaron un bote a remo, pero los chicos se quejaban porque tenían que remar y el abuelo les decía que les iba a servir.  Ya dentro del lago los chicos se desanimaron un poco porque luego de dos horas pescando no sacaron ni una miserable mojarrita. “Tengo uno, tengo uno” dijo su nieta, hizo todos los procedimientos perfectos pero aún así el pez se le escapó, luego de quince minutos lo mismo a su nieto también se le escapó uno. Muy angustiados empezaron a volver sin nada y mientras lo hacían escucharon gritos de socorro que venían del centro del lago, eran dos pescadores, el motor del bote se les había quedado sin nafta y no tenía nada con que remar ,el abuelo y sus nietos fueron  hacia el bote de los pescadores para tratar de socorrerlos , el primer pescador se sube al bote con los chicos y mientras el abuelo trataba de ayudar al segundo se cae al agua y en ese momento un pez enorme empieza a ir hacia el abuelo “un tiburón ” dijeron los chicos “como va a ser un tiburón si estamos en un lago “ dijo entre risas el abuelo desde el agua. Uno de los pescadores rápidamente tiró la línea y el pez se enganchó, era un inmenso bagre. 

Los pescadores les dieron las gracias y cuando el abuelo y sus nietos comenzaron a remar para irse… “¿a dónde van? Dijo uno de los pescadores y el abuelo afirmó “ya nos vamos”, “¿sin nada?”  replicó el pescador, “si hoy no hubo suerte” contestó el abuelo.  Entonces los pescadores en buen gesto con el bagre en la mano se los dieron a los chicos, agradecidos  se fueron muy felices a su casa a disfrutar de su bagre.

Familia de millonarios, por Ariana Girini

En la familia millonaria hay distintos tipos de personalidades: los padres son los más interesados, la hija Delfina es la más humilde, y el hijo Manuel es un nerd porque le encanta estudiar.
Un día normal en el colegio todos se aprovechaban de Delfina y Manuel por ser millonarios, Delfina hacia todo lo que le decían porque sus compañeros la amenazaban, y Manuel le hizo la tarea a los compañeros de Delfina con la condición que no la amenacen más a su hermana, pero los compañeros de Delfina le pidieron plata y Manuel acepto (todo era para que no molesten a su hermana), mientras todo esto pasaba los padres trabajaban sin un minuto de descanso para que le pagaran mejor.

Un día al término de las clases los padres fueron a buscar a sus hijos en su limusina, los alumnos le hacían bullying a Delfina y a Manuel por ser millonarios y cuando llegaron a su mansión Delfina se puso triste y enojada a la vez, y le gritó a sus padres diciendo ‘‘NO AGUANTO MÁS, ME QUIERO CAMBIAR DE COLEGIO NO QUIERO VIVIR MAS ASÍ’’ y los padres le empezaron a pegar (porque para ellos decían cualquier cosa y además a ellos no le gustaba nada la actitud de Delfina), y a Manuel no le importaba nada lo que le decían en el colegio.

Un año después los padres tomaron conciencia y los cambiaron de colegio para que Manuel y Delfina no sufran más.

Llegó el primer día de clases y Delfina conoció una chica llamada Mía y Manuel conoció un chico llamado Pablo, después los cuatro se hicieron mejores amigos y Manuel dejó de ser el nerd del colegio porque le empezó a gustar más la música como a todos sus mejores amigos y los cuatro mejores amigos hicieron una banda y era la banda millonaria del colegio pero eran los mejores cantando entonces tenían el apoyo de todo, se hicieron famosos fueron y a cantar en el Gran Rex de Buenos Aires porque era el sueño de todos y los padres consiguieron los mejores trajes del mundo para tocar en el Gran Rex, también fueron a tocar en todos los lugares más caros y la banda y los padres terminaron siendo una familia millonaria.

Atrapados en las pirámides, por Toto Caminata

Había una vez una familia compuesta por dos papás y sus 4 hijos: Mason, Liam, Madison y Amelia. Hace tiempo venían planeando un viaje a Egipto ya que a Liam siempre le gustó la arqueología. Él principalmente estaba muy emocionado.

Ya en el aeropuerto, en el momento del embarque Amelia no encontraba su boleto, ella estaba muy desesperada y cuando su vuelo estaba por salir recordó que lo había dejado en el Café, fue corriendo para ver si estaba y por suerte lo encontró.

Cuando llegaron a Egipto todo era fascinante aunque no pudieron ver mucho porque se había hecho de noche y estaban muy cansados. Al siguiente día fueron a las pirámides de Giza. Todos estaban muy felices excepto Liam que quería ir a la tumba de Tutankamón en el Valle de los Reyes, de todas maneras no le impidió que la pasara excelente. 

Mason y Madison siempre fueron chicos que les gustó meterse en problemas. Cuando los papás se fueron, se les ocurrió entrar a una pirámide que no debían y que ellos no sabían que estaba embrujada. Al entrar vieron que no había nadie y les daba miedo, pero mucho más miedo les dio cuando quisieron salir no podían. Y de la nada apareció una cabeza que les dijo: “Tienen 2 horas para salir o morirán. Y cuidado con las trampas” los 4 estaban desesperados pero decidieron avanzar. 

En total eran 3 pasadizos: En el primero tenían que pisar los cuadrados correctos pero no sabían cómo hacerlo hasta que, sin querer, Amelia activó el flash de su celular y así pudieron pasarlo.

En el segundo eran unos lasers que los cortaban. Lo bueno era que al final había un botón que los apagaba; Entonces Mason pasó, apagó los lasers, y al fin todos pudieron pasar.

Mientras tanto los papás, cuando los fueron a buscar y no estaban les avisaron a los guardias pero igual esperaron para ver si aparecían.

Por suerte los chicos ya iban por el tercer pasadizo y en él tenían que pasar por un puente finito que se movía y una bola gigante que iba destruyendo el puente.

Cuando estaban llegando al final, Madison se tropezó con una roca y Mason fue a salvarla pero lamentablemente él no pudo sobrevivir, minutos más tarde se abrieron las puertas para salir. Cuando salieron vieron a los papás preocupados quienes rápidamente preguntaron por Mason; Los chicos lloraron y les contaron lo que pasó, todos lloraban pero de repente, vieron una luz que flotaba, en la que apareció Mason obviamente todos fueron corriendo a abrazarlo. Luego se fueron rápidamente de ahí, volvieron a su casa y fueron felices por siempre.

Deja un comentario