Colegio Bilingüe Internacional Tierra del Sur

11 de agosto 2020

Pinamar, Buenos Aires, Argentina

Un motivo más para mudarse a Pinamar

La pandemia, el trabajo remoto y el confinamiento, entre otros motivos,  despertó el deseo y la necesidad en muchas familias de dejar la ciudad para mudarse a lugares más abiertos, los cuales proporcionan una mejor calidad de vida. En Pinamar, uno de los principales destinos turísticos del país, las consultas por mudanza ascienden y la principal duda de quienes son padres radica en qué colegio es más apropiado para sus hijos. Aquellos que buscan excelencia académica y tienen la posibilidad de acceder a una institución bilingüe, el colegio Tierra del Sur es una alternativa a considerar, no sólo por su propuesta académica sino por el modo en que han sabido abordar la modalidad virtual durante el confinamiento.

Internacional – Democrático – Montessori – Yoga – Meditación

Tierra del Sur fue el primer colegio bilingüe oficial de Pinamar y hoy es el único de la región que ofrece una certificación de bachiller internacional bilingüe de Cambridge (International Certificate of Secondary Education) en Nivel Secundario. El abordaje de las materias internacionales de IGCSE proporcionan el desarrollo de habilidades lingüísticas y de análisis equivalentes a las del currículum del Reino Unido. Esta institución no sólo proporciona una educación bilingüe en los 3 niveles (Inicial, Primario y Secundario) sino que propone un abordaje de la enseñanza que fusiona la metodología Montessori y democrática, las cuales fomentan la  autonomía, la metacognición y el pensamiento crítico. 

La calidad de vida del contexto natural, rodeados de pinos y mar, se potencian en la jornada escolar en Tierra del Sur – una institución laica en la que los estudiantes intercalan sus clases curriculares con talleres elegidos por ellos, clases de yoga y una alimentación sana y consciente.

La educación en los tiempos de pandemia – un giro inesperado

A pesar de los desafíos que presentó la modalidad virtual para la mayoría de las instituciones, este colegio se destacó por la inmediata implementación de herramientas tecnológicas, capacitación docente y una logística de clases, evaluación y talleres virtuales que no sólo garantizó la continuidad pedagógica en todos sus niveles, sino que superó las expectativas planteadas para la modalidad presencial a principio de año. 

Estudiantes más motivados que nunca, organizados, participando activamente de cada propuesta pedagógica, comunicación fluida y nuevas propuestas de proyectos por parte de los niños y jóvenes pusieron inesperadamente en marcha una modalidad de aprendizaje virtual que, por sobre todas las cosas, motivó a todos los que forman parte de la comunidad educativa a reinventarse y superar sus propuestas pedagógicas. Charlas virtuales  dadas por los estudiantes, videos originales plasmando habilidades y contenidos adquiridos a distancia, simulacros de examen, proyectos solidarios, de música, talleres extracurriculares, y hasta una jura a la bandera virtual que concluyó con la emoción de un estudiante frente a la pantalla, fueron llenando el canal de Youtube del colegio con un sinfín de experiencias de aprendizaje remoto que superaron las expectativas y acortaron las distancias acercando a estudiantes y docentes más que nunca.

Calificaciones cualitativas

Otro desafío importante que enfrentaron los colegios con esta modalidad ha sido el proceso de evaluación. Esta institución siempre se caracterizó por brindar devoluciones trimestrales que no recaen símplemente en un número, sino que se complementan con un reporte cualitativo individual que promueve la metacognición, permitiendo a cada estudiante  comprender su propio proceso de aprendizaje. En este contexto, estas valoraciones cualitativas se tornaron aún más significativas para quienes están recibiendo educación de manera remota.

“Cada decisión pedagógica que tomamos la hacemos pensando como padres y como estudiantes. ¿Qué necesita el estudiante para aprender de manera significativa? ¿Qué buscamos como padres a la hora de elegir un colegio para nuestros hijos?”, comentan los directivos de Tierra del Sur. 

Tierra del Sur no es un colegio bilingüe como cualquier otro – fusiona la excelencia académica y una metodología de enseñanza que se reinventa y perfecciona todos los años y ante los desafíos que presentó la educación remota ha obtenido logros inesperados y superadores, producto de un trabajo en equipo, interdisciplinario, y una comunidad de padres y estudiantes comprometidos con la propuesta educativa.

Estamos a disposición para ampliar la nota y responder sus consultas.